Cocorná, libre de sospecha de minas

Artículo de la edición 13 de Cascada La Revista

Por: Julieth Castaño Amaya
Estudiante de Comunicación Social
Julieth.095@hotmail.com

La tierra en Cocorná ha sido testigo de mil historias, en ella está escrita y reflejada los episodios amargos del conflicto. Así como tenemos suelos fértiles para los cultivos así mismo, la siembra de minas antipersonal tuvo su lamentable cosecha, minas cavadas en los suelos por donde campesinos y niños debían hacer sus recorridos diarios, minas para mutilar a la fuerza pública y para obligar a las personas abandonar sus sueños, minas enterradas cerca a las escuelas y a las canchas, las minas (son o fueron) el peligro escondido en el corazón del campo.

Es por eso que la tierra en Cocorná oyó quejidos y lamentos, el pantano casi siempre se mezclaba con sangre, rastrojo tras rastrojo como demostrando la ausencia de la mano del hombre, pisadas fuertes hechas por campesinos para marcar caminos transitables, las minas por mucho tiempo fueron un riesgo y marcaron grandes extensiones de zonas prohibidas.

El 17 de agosto de 2017 se hizo en nuestro municipio por parte del Gobierno Nacional la declaración de 166 municipios del país, libres de la Sospecha de contaminación por minas Antipersonal (MAP) y Municipiones sin Explotar (MUSE). Este evento contó con la presencia del Presidente de la República Juan Manuel Santos.

Cocorná fue seleccionado para esta ceremonia porque en esta población la Brigada de Desminado Humanitario desarrolló un intenso trabajo para despejar las veredas de estos artefactos explosivos, se revisaron las 68 veredas y se destruyeron 39 minas antipersonal y 13 municiones sin explotar. Según fuentes oficiales.
En nuestro municipio la asociación que agrupa las victimas por minas se llama Asomac – Asociación de Sobrevivientes de Minas de Cocorná, son 33 víctimas directas de minas antipersonal, 68 indirectas, algunos incluso han perdido la vida, otros tienen secuelas en su piel, en su vida, en sus recuerdos, porque la mina no solo lesiona a quien lo sufre, sino también a los que lo rodean. Debilita el cuerpo, pero sobre todo el alma. Es silencioso, sigiloso y contundente.

Esta declaratoria seguro devuelve la tranquilidad a muchos territorios rurales. Hoy los campesinos podrán caminar sin miedo de abandonar las trochas, lugares donde había temor a sembrar será reemplazado por caña, plátano y yuca, sin el riesgo latente de ser mutilados por una mina, los niños podrán ir a las escuelas y correr por los campos, el desminado humanitario permitirá que las tierras de esas poblaciones puedan ser utilizadas por las comunidades con plena libertad, sin temores y así garantizar campos fértiles y promover medidas de inversión social para el municipio a futuro.

Cocorná, El Peñol y San Luis, se unen a San Francisco, San Carlos y Guatapé, que fueron declarados libres de sospecha de minas y artefactos explosivos en el 2016.

Adquiera de manera impresa nuestra revista en los estudios de Cascada Comunicaciones en el C. Cial. Inmaculada, local 107. 

  

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *