Una tradición que perdura

La tradición de la Feria del corozo, como se conocía antes, o del cocorozo como se le conoce hoy, ha sido una dinámica local en el marco de la Semana Santa. Actualmente, con la organización de la Corporación Cocorná Consciente se logra realizar esta actividad en un ambiente de alegría y familiaridad único.Son cientos las personas entre niños, jóvenes y adultos que se acercan, incluso en familia para disfrutar de las actividades que alrededor de esta feria se realizan, ese “pares o nones”, ese “una casa, dos casas, tres casas” con el que crecieron los cocornenses se retoma ahora en un ambiente de integración comunitaria, alrededor de los corozos.

Incluso se ha convertido en espacio de aprendizaje. Hoy se puede ver por ejemplo al programa Cocorná Bilingüe sumado a esta actividad con el propósito de a través de la diversión, enseñar el inglés, o ver espacios de aprendizaje ambientar sobre los recursos naturales del municipio, o encontrarse la venta de la mazamorra con bocadillo o blanqueado, en fin, ese ambiente tan especial que da esta actividad en Cocorná.

Lo más interesante de todo es el encuentro familiar, ver a muchos padres con sus hijos jugando alrededor del parque y compartiendo a partir de un corozo, es una ganancia enorme en torno a espacios que propician el encuentro social y comunitario.

¡Cocorozo, qué bonita tradición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *